sábado, 10 de julio de 2010

LA HISTORIA DEL DIRECTIVO QUE CUELGA LA CORBATA PARA CONVERTIRSE EN PAYASO

Este es una nota enviada por el Grupo de discusión de  Profesionales y Headhunters en Español (LindekIn), espero le aprecien tanto como a mí me ha sorprendido.

“Si estás dispuesto a hacer lo que sea para dedicarte a lo que realmente te gusta, llegarás lejos”. Ésta es una de las principales frases de cabecera de Pep.
Pep es un payaso. ¡Perdón, un señor payaso! Así es como se presenta actualmente a sí mismo. Es un personaje único. Se dedica a repartir alegría. Pero no siempre ha sido así. Pep era antes un señor un poco aburrido. Se levantaba cada día para vestirse impecablemente con americana, camisa, pantalón y una corbata de las que te hacen de usted. Lo hacía para ir a su despacho, donde se pasaba las horas muertas haciendo de directivo en una empresa multinacional.
Pep se plantó un día en el despacho del director general:
“Señor, ¡me voy! Aquí tiene mi dimisión irrevocable”
“No intente convencerme para que no me vaya, está decidido”
“No me pida motivos, no los hay”
“No piense que me voy a la competencia, no lo pienso hacer”
“¡Me voy a hacer de payaso!”
En efecto, Pep lo dejó todo para montar una compañía de payasos. Los inicios fueron especialmente duros. Tenía una hipoteca y un par de créditos. Sus ingresos se relucieron drásticamente. Sus hijos aún eran pequeños y su mujer no trabajaba.
Encontrar los primeros clientes, las primeras actuaciones, resultó ser una auténtica travesía por el desierto. Hasta el punto que tuvo que tomar una determinación en cuanto a su alimentación. Le tuvo que decir a su mujer: “la carne déjala para los niños, yo puedo pasar comiendo pasta”.
Se alimentó exclusivamente de espaguetis y patatas hervidas durante 3 meses. Pero Pep no se rindió y continuó adelante con su proyecto. A base de esfuerzo y de perseverancia, llegó el primer cliente: una actuación en una fiesta mayor. ¡Fue un éxito!
A partir de ahí le llamaron para más fiestas mayores. Posteriormente, para actos de animación. Luego para celebraciones varias. I así hasta hoy.
Ahora Pep tiene una serie de actuaciones fijas cada mes. Incluso hay meses en los que no puede absorber tantos espectáculos y los tiene que delegar a otras compañías.
Pep ha hecho de si mismo el ejemplo más claro de su frase de cabecera: “si estás dispuesto a hacer lo que sea para dedicarte a lo que realmente te gusta, llegarás lejos”.
Elegimos a Pep para protagonizar el último capítulo de “De 8 a Vuit”, el programa de TV de los emprendedores de Catalunya. Podéis volver a ver toda la serie en el BlocTV del programa: http://de8avuit.blocs.xtvl.tv/posts/fitxa/380

No hay comentarios.: