jueves, 28 de enero de 2010

Busco trabajo 1: ¿Qué debo hacer?


Cuando un profesional –luego recurriremos a definir el significado y amplitud de la palabra profesional—requiere cambiar de trabajo, independientemente de las razones que motivan su búsqueda, la primera barrera a superar es el temor.
En mi experiencia, todos cambiamos de trabajo varias veces en la vida y hemos experimentado esta sensación, que se mezcla con desasosiego, incertidumbre y estrés. Algunas personas creen que el apoyo psicológico es la vía para resolver estos vacíos, probablemente una minoría y no están del todo equivocados, ayuda sin embargo existen otras opciones.
La mayoría de las personas se agotan en una búsqueda infructuosa de oportunidades que van desde los diarios hasta las redes de contacto, sin embargo obvian y no toman en cuenta el elemento clave para que tengan éxito: sus propios talentos.
MIS COMPETENCIAS, MIS TALENTOS
La estudiosa y experta en temas de gestión en recursos humanos, Martha Alles, sugiere que las competencias son las evidencias clave para detectar y conocer a las personas en sus funciones, y éstas se pueden clasificar en técnicas (o de conocimiento) y en las de gestión. 
En mi opinión las competencias laborales están integradas en tres partes, las dos primeras las conformas todo aquello que estudié o aprendí y que necesariamente me lleva a desarrollar habilidades a través de ciertas herramientas (skills) que son la evidencia de aquello que aprendí. Ambas sumarán el 20% de mi evaluación profesional --y si bien es cierto—son valiosas no son indispensables a la hora de calificar dado que siempre la persona estará en condiciones de ser estimulada para aprender.
Las competencias cardinales o de gestión son las que nos interesa identificar, demostrar y potenciar. Éstas se estructuran en un complejo sistema de valores que es necesario evaluar de forma especial y es aquí donde las empresas deben profundizar a la hora de seleccionar a un candidato potencial para un puesto en la organización. Dichas competencias serán el 80% de mi evaluación profesional y de estas dependerá el ser el candidato elegido.
MIS VALORES, MIS COMPETENCIAS
Usamos la expresión “valores” para definir las competencias cardinales, para fortalecer la idea de que se trata de un conjunto de conceptos con los cuales una empresa u organización se puede identificar. Sin embargo no necesariamente su significado es igual a la definición común y personal que podemos asignarle desde una perspectiva personal. Es por ellos que pretendemos profundizar en una guía que nos sea útil en su identificación.